Antecedentes de la Fundación Gomaespuma

4 julio, 2007

gomaespumaLa Fundación Gomaespuma fue puesta en marcha por dos periodistas españoles, Guillermo Fesser y Juan Luis Cano, gracias a la generosidad de la audiencia de su programa radiofónico Gomaespuma. Juntos, unos y otros, han experimentado la gran satisfacción que produce el poder ayudar a los demás sin esperar nada a cambio.

Todo comenzó en enero de 1995 cuando el programa de radio se emitió en directo desde La Habana. Para la ocasión, Gomaespuma llevó un cargamento de 100.000 juguetes que fueron donados a los Colegios de Educación Primaria de Cuba, para que los niños tuvieran con que jugar durante las horas del recreo.

Viaje de Guillermo Fesser y Juan Luis Cano a Sarajevo

Durante la guerra de Yugoslavia, 1996, tras descubrir en Sarajevo la miseria a la que el líder serbio tenía sometido a su propio pueblo, Fesser y Cano hicieron un llamamiento a sus oyentes para que enviasen leche maternizada con el fin de atender las necesidades de los hospitales infantiles. Las madres no tenían capacidad de producir leche debido a su debilidad física y la leche en polvo no podía adquirirse en el país. Centenares de recién nacidos se encontraban en la frontera de la muerte. Con la ayuda del Ministerio de Defensa Español, que contribuyó a la causa cediendo un avión militar de carga, 15 toneladas de leche maternizada llegaron a la ciudad de Medjugore en una semana.

En 1997 retransmitieron desde Mauritania. Aprovecharon el viaje para donar miles de gafas de sol a las gentes del desierto, como medida preventiva contra la ceguera causada por el sol abrasador. Gomaespuma apoyó también la creación de la primera Clínica Ocular de la capital, Noadibou. Fesser y Cano viajaron con un grupo de doctores y cirujanos, que formaban parte de un programa llamado Ruta de la Luz, y una veintena de personas fueron operadas de cataratas en tiendas localizadas en las zonas más remotas del país. Asistir como testigos a las intervenciones y observar cómo esos hombres y mujeres recobraron la visión después de décadas de ceguera, se convirtió en una de las emociones más intensas que el equipo español de radio todavía atesora.

Durante el verano de 1998 Gomaespuma visitó los Campamentos de Refugiados Saharauis en el sur de Argelia. Bajo temperaturas que alcanzaban los 50º centígrados, se descargaron los camiones que portaban material de construcción para levantar una escuela y cajas repletas de libros, cuadernos, bolígrafos y demás útiles necesarios para iniciar las clases.

En 1999 Gomaespuma aterrizó en la República Dominicana, justo después de que el Huracán George asolara la mitad de la isla. Viajaron un avión jumbo repleto de sacos de arroz y frijoles. La aerolínea Iberia les cedió el uso del aparato y una tripulación voluntaria se sumó al esfuerzo. La única condición que Gomaespuma debió aceptar fue que… ¡ellos mismos habrían de realizar la carga y descarga de todo lo que metieran en bodegas! (1)

En el otoño de 2000, Guillermo Fesser y Juan Luis Cano quedaron muy conmovidos por el proyecto que el músico Nacho Cano estaba poniendo en marcha en Calcuta. Tras mantener un breve encuentro, Gomaespuma entendió la sutil diferencia entre las acciones llevadas a cabo con anterioridad y esta nueva oportunidad. Por primera vez surgía la posibilidad de comprometerse con un proyecto duradero, en lugar de acometer de nuevo una acción puntual cuyos resultados se evaporarían enseguida. Gomaespuma decidió entonces abrir una escuela infantil en la ciudad de Calcuta.

Noticia sobre la escuelita de Calcuta, El Mundo 11-11-2002

Comprometidos con el desarrollo de esta idea, en mayo de 2001 retransmitieron con gran entusiasmo la apertura de Gomaespuma School en Govindapoor, uno de los barrios más pobres y desolados de la ciudad india. Los estudiantes eran niños sin hogar o que vivían apiñados con sus familias en chabolas construidas al borde de los raíles del ferrocarril.

En mayo de 2002, con la idea de consolidar un soporte firme para su proyecto de Calcuta y cualquier otro que surgiese en el futuro, Fesser y Cano crean la Fundación Gomaespuma. Desgraciadamente en el verano de ese mismo año, la escuelita amaneció incendiada. Los problemas surgidos con la dirección de la Fundación Sabera en Calcuta, imposibilitaron la continuidad de este proyecto.

Pero aquí comenzó una nueva etapa.

> Historia reciente de la Fundación Gomaespuma

(1) Más información sobre estos viajes u otros realizados por Gomaespuma a Israel, Jordania, Australia, Estados Unidos, Kosovo, Argentina, Ecuador…, se puede encontrar en los libros “Gomaespuma 20 años” (Santillana, 2002) y “Memorias de Gomaespuma” (Espasa, 2007). De este último, los beneficios obtenidos con su venta van a parar a la Fundación Gomaespuma.

Archivado en: La Fundación
Etiquetas:

Comentarios cerrados

Volver arriba