El Hombre Linterna nos trae más Música Pa Tós

21 enero, 2011

El próximo sábado 5 de Febrero tenéis una cita con nosotros y los chicos de EL HOMBRE LINTERNA que repiten experiencia con la Fundación Gomaespuma con un nuevo concierto solidario.

Ha pasado un año desde su último concierto en “ Musica Pa tós” y por petición popular y porque ellos son sobre todo, unos chicos muy solidarios, vuelven a la carga e inician su gira 2011 colaborando de nuevo con la Fundación Gomaespuma con más ganas que nunca y… ¡temas nuevos!

Los conciertos de El Hombre Linterna se caracterizan por ser una “regresión a la infancia colectiva” dado que su repertorio consta de canciones de las series de dibujos animados que todos tenemos en la memoria : Marco, Oliver y Benji, La abeja Maya… ¡No os podéis perder su primer concierto del año!

El Hombre Linterna está integrado por :

Bebeto, guitarra y coros
Damián Mollá, Voz
Gerardo Yllera, teclado
Gonzalo Martínez, batería
Juan Ibáñez, Bajo y coros
Marron, saxo y coros

El ciclo Musica Pa Tós es posible gracias a la colaboración y solidaridad de Moby Dick Club y December Producciones. Como siempre, todos los beneficios de taquilla se destinarán al proyecto que mantiene la Fundación Gomaespuma en Sri Lanka en la zona de Batticaloa, una de las más afectadas por el tsunami que devastó el sudeste asiático a finales de 2004. Con los fondos que recogemos, la Fundación Gomaespuma puede garantizar el  acceso a la escolaridad de 200 niños en esa región de Batticaloa, así como el mantenimiento de un campo de arroz y frutales para el centro de huérfanos.

El concierto tendrá lugar el próximo Sábado 5 de Febrero a las 21:30 con la presentación de Juan Luis Cano de Gomaespuma.
Las entradas ya están a la venta en www.entradas.com
Venta anticipada: 8 € + gastos de comisión
Venta en taquilla: 10 €
Apertura de puertas a las 21:00.
Sala Moby Dick Club, Avda. Brasil 5, Madrid.
Prohibido el acceso a menores de 18 años en la sala.

 

Cartel concierto El Hombre Linterna

 

Archivado en: Música pa Tós

Comentarios cerrados

Volver arriba