Fundación Gomaespuma envía material escolar a los niños del Atlas

11 abril, 2011


La Fundación Gomaespuma ha colaborado con Viajes Mugámara en la donación de material escolar para los niños nómadas del Mgoun, en el Alto Atlas de Marruecos.

La historia se remonta a meses atrás cuando una empresa de venta de material de oficina y escolar, Oficlip, se puso en contacto con la Fundación Gomaespuma. Debido al cierre de una de sus tiendas, nos entregaron todo el material que les quedaba en stock.

Lo primero que pensamos fue en enviar ese material a nuestros niños de Sri Lanka y Nicaragua, con la gran decepción de que aunque el material nos lo hubiesen regalado, el coste que nos suponía enviarlo y las gestiones y complicaciones con las aduanas hacían inviable mandarlo.

Pero no cejamos en nuestro empeño y conocimos a una gente que llevaba proyectos solidarios y ayuda a una región del Alto Atlas Marroquí, que estaban dispuestos a llevar ellos mismos ese material para los niños nómadas: Viajes Mugámara. El objetivo fundamental de su proyecto es el mantenimiento de 2 escuelas que acompañan a los alumnos en su desplazamiento desde los valles bajos a los altos de la región para impartirles formación y luchar contra el analfabetismo endémico presente en estas poblaciones. La escuela funciona 8 meses al año. 4 meses en la región baja del valle del Mgoun, región de Boutagrar, que es el asentamiento de invierno y otros 4 meses en dos localizaciones, que son los asentamientos estivales de alta montaña, 3000 m de altura, en Oulillimt y Tagmout. El medio de vida de estas poblaciones es la ganadería. Las familias se desplazan siguiendo los pastos en una migración anual desde las zonas bajas a las altas de las montañas dependientes de las lluvias estacionales. Esto supone que el desplazamiento de la escuela-colegio este sujeto a estas variables.

Las escuelas imparten clase a niños y niñas de diferentes edades y cursos escolares en la misma aula. Las familias de ganaderos trashumantes, la tribu Aït Mgoun, a las que pertenecen los niños mantienen un sistema de vida ancestral basado en la ganadería trashumante. Las condiciones de vida son muy duras viviendo en pequeñas chozas agrupadas en poblados. A pesar de eso las condiciones de vida no son de extrema pobreza ya que la posesión de los rebaños les permite tener cierto nivel de ingresos. La cultura y las tradiciones ancestrales dominan la organización social de tipo tribal de estos pueblos. Los niños son un eslabón muy importante en la organización del trabajo de los grupos familiares, realizando numerosas labores. Todo esto dificulta mucho la asistencia a clase de los alumnos y especialmente de las niñas. A las clases asisten una media de entre 15 y 20 niños.


Nómadas llegando a la escuela

 


Niños nómadas del Atlas

 


Tienda Aula y kits de reparto con material escolar

 


Concurso de dibujo

 

{vimeo}3192513{/vimeo}

Archivado en: Noticias

Comentarios cerrados

Volver arriba