Nota de agradecimiento a 24 Horas Ford

13 julio, 2012

Hace tan sólo una semana comenzábamos a rodar una vez más en la carrera solidaria 24 Horas Ford. Con muchísima ilusión y muchas ganas, rodeados de un equipo humano absolutamente increíble que hizo posible que Fundación Gomaespuma y sus niñas de Managua ganasen.

Queremos hacer público nuestro agradecimiento infinito a Ford España, y por supuesto a todos los colaboradores, patrocinadores, conductores,… no queremos dejarnos a nadie. A todos y cada uno los que habéis hecho esto posible, van destinadas estas palabras. Y lo ilustramos con una foto de esas niñas a las que va destinada este gran premio.

          “Parece que quienes se encargan de llevar a este mundo nuestro
por unos u otros vericuetos llevan algún tiempo eligiendo mal las
sendas y deben de estar empeñados en ponérnoslo difícil. Parece que
las luces que iluminaban nuestros caminos, hoy en día han perdido
algo de fulgor y por eso andamos un poco cabizbajos. Sí, todo indica
que no atravesamos nuestro mejor momento como especie. Pero, mira
tú por dónde, de pronto se presenta ante ti una pequeña oportunidad
para que esas luminarias vuelvan a brillar con mayor intensidad, te
olvides durante un tiempo de esos irresponsables que te están
amargando y se ponga al alcance de tu mano una vía de resolución
para esas dificultades que tanto te intranquilizaban. Nosotros, los de
La Fundación Gomaespuma, que somos muy pequeñitos, los días seis y
siete de julio nos hemos sentido grandes. Nos habéis hecho vibrar, reír,
sentir, padecer, disfrutar, llorar… Es decir, nos habéis hecho felices.

          Para nosotros ha sido 24 Horas inolvidables, pero mucho más lo
van a ser para todas aquellas niñas que gracias a vosotros y a una
iniciativa como la de Ford, van a ver mitigado, en parte, su dolor,
porque al otro lado del mundo, un puñado de gente maravillosa le ha
ganado una carrera a la injusticia social.

¡GRACIAS A TODOS, DE CORAZÓN!”

Archivado en: De la FundaciónNoticias
Etiquetas:

Comentarios cerrados

Volver arriba